Muchísimas gracias a la Tía Mane, el hada madrina tejedora de Proyecto IMMI y quien desde el Distrito Federal nos manda continuamente turbantes y gorritos de hilaza de algodón para todas las Guerreras beneficiarias de Galilea 2000, A.C.

Cada gorrito viene decorado con preciosa pedrería y envuelto en unas bolsas de celofán con unas cartitas. Cuando abrí la caja que llegó por paquetería, me acordé de la frase de la Madre Teresa de Calcuta: “Haz cosas pequeñas con mucho amor”.

¡Gracias!