¡Miren todas las medicinas de patente que pudimos comprar! Son medicamentos adquiridos con las ganancias de IMMI DESODORANTE.

Se las entregamos a Ricardo Villar de Promographic & Design quien dona las etiquetas que visten a IMMI. El junto con su familia hará esta Semana Santa trabajo de promoción rural en el poblado de El Rosario, Nayarit.

También Galilea 2000, A.C. Se unió a la causa y donó grandes cantidades de parcetamol y antibióticos. GRACIAS.

Promographic & Designi tiene certificado de empresa socialmente responsable ¡Bravo!

El día 5 de abril del 2018

Me escribió Ricardo Villar de Promographic & Design y quisera compartir su valiosa experiencia en Misiones en esta Semana Santa. Ricardo y Promographic & Design son quienes “visten” a IMMI desodorante y nos donan las etiquetas desde el 2014.

“Hola Lucía.

Espero te encuentres muy bien.


Quisiera platicarte algo de lo que personalmente realicé en Promoción Rural en agradecimiento a tu generosidad con la donación de medicamento.
Aproximadamente 150 personas estuvimos en la comunidad de El Rosario Nayarit. Yo junto con otro papá, Octavio Flores, formamos un grupo con 5 chavos de 16 años y nos fuimos a una pequeñísima comunidad llamada Las Anonas, Nayarit. A aproximadamente 35 minutos de El Rosario.
En esta pequeña comunidad, aproximadamente de 60 personas, encontramos a una familia, los papás y una pequeña que sufre de esclerosis. Ellos viven en una chozita formada con palo y tablas de madera muy delgada, el piso de tierra, su baño hecho con cuatro palos de madera y protegido con bolsa de plástico y su taza.
Ahí, con nuestro equipo, nos fuimos a comprar algo de materiales, cemento, algunas láminas y conseguir arena de donde pudiéramos.
En los tres días de trabajo, logramos arreglar un pequeño talud para que soportara unos muros y construír un baño, levantamos 3 paredes y dejamos preparado para que colocaran unas láminas como techo. En su casa, adaptamos una nueva habitación, techada y toda su casita le pusimos piso de cemento aplanado comunicándola hasta el baño y dejando una banquetita afuera.
El último día conseguimos una revolvedora de cemento y la ayuda albañil que nos ayudó a dejar un trabajo decente que nos alivianó muchísimo el trabajo, ya que al no contar con herramienta necesaria (y menos conocimiento), el trabajo anterior estuvo realizado a pala y mano limpia, pero muy digno.
Una gran alegría también fue que se le consiguió a la niña una operación aquí en Guadalajara que le arregle su columna.
En otra comunidad llamada Cerritos mi esposa y mis hijos estuvieron, junto con más niños y señoras, dando catecismo, manualidades, pintando casas, impermeabilizando techos, se hizo una rampa de cemento para una señora viejita que su casita estaba en una loma y bajaba con mucho trabajo. Se llevó a un doctor para atender enfermos y dejamos la medicina que nos correspondía con el párroco de la comunidad. Se regalaron despensas, algunos colchones y sus bases, etc. En las dos comunidades se les organizó un Bazar con ropa donada y juguetes.
Otros grupos hicieron lo suyo en distintas comunidades. Al final del día nos reuníamos en nuestro campamento para descansar y continuar el día siguiente.
Te mando unas fotos.
De verdad muchísimas gracias por tu apoyo. Créeme que esto que sucedió la semana pasada me movió fibras que no sabía que existían.
Gracias!”