Fue una afortunada casualidad que pudiera conocer y platicar este fin de semana con Ronald DePinho, M.D. Presidente del MD Anderson Cáncer Center de la Universidad de Texas y científico e investigador mundialmente reconocido.

En su laboratorio, DePinho’s está haciendo historia al aportar descubrimientos en el campo de la detección temprana del cáncer, ha mejorado el cuidado del paciente y le debemos grandes avances en el área del desarrollo del medicamento para combatir esta epidemia.

Al platicar con él, bueno, más bien al escucharlo, quería que cada una de sus palabras se me quedaran bien grabadas para poder transmitirlas a todos ustedes. Me dijo muchas cosas…trataré de resumir.

♦Su padre murió de cáncer y esto fue algo que marcó su carrera científica y su afán por encontrar la cura.

♦La lucha contra el cáncer se convirtió en el motivo de su vida.

♦Considera que la ciencia está a punto de dar el brinco para poder combatir eficazmente esta enfermedad que tanto dolor nos causa.

♦Comparó el momento presente con la fecha en que se descubrieron los antibióticos y muchas vidas pudieron ser salvadas. Algo muy grande esta por suceder.

Me dijo que en concreto hay varios tipos de cáncer sobre los cuales hay gran avance en sus posibilidades de curación : de cerebro, de pulmón, melanoma y de páncreas.

“Una revolución de sanación está muy próxima”

Mi corazón se llenó de esperanza por las nuevas generaciones.

Le platique de VERDE A LA MEXICANA y de mi interés por dar a conocer un estilo de vida anti cáncer; de IMMI y del Hospital Civil de Guadalajara. Su respuesta me motivó a seguir en este camino aportando un micro granito de arena:

“Nosotros como científicos estamos tratando de encontrar la cura, pero las personas tienen que estar informadas y modificar su estilo de vida, su dieta, dejar de fumar, hacer ejercicio… la prevención y la educación son la calve”.

Fue maravilloso poder coincidir con este gran científico e investigador y que definitivamente pasará a la historia gracias a sus grandes aportaciones en la búsqueda de la cura del cáncer.

Nosotros los ciudadanos comunes tenemos que poner de nuestra parte para que esas células no despierten: cero tolerancia al tabaco, sana alimentación, ejercicio, paz emocional, cuidados con el sol pero en concreto evitar a toda costa las camas de auto bronceado; vacuna del virus papiloma en pre adolescentes hombres y mujeres; evitar exponernos a fuentes contaminantes que ya hayan sido declaradas o se sospechen sean cancerígenas. En pocas palabras un nivel de conciencia que nos lleve a cambios reales en nuestro estilo de vida.

Tuve la oportunidad de ver un tumor canceroso recién extirpado de cirugía de colon como de unos 30 cms de diámetro No es lo mismo ver al enemigo en la tv o en las imágenes del internet a verlo en vivo y en directo. Podría describírselos como un pulpo que se adhiere a un tejido sano y le empieza a succionar prácticamente la vida…y crece y crece mientras succiona provocando dolor y destrucción. Estuve a punto de tomarle una foto con mi celular…pero me pareció que ya hay demasiadas imágenes en el internet que lo ilustran. Pero haberlo visto en vivo fue digamos…muy didáctico por no decir impactante.

El cambio de hábitos que promuevo en VERDE A LA MEXICANA no debe de ser motivado por el miedo a contraer cáncer. Me gustaría que el motor del cambio fuera el amor. A nosotros mismos principalmente, a la vida, a todos los que nos rodean.