Soy Cristina Marrón, psicoterapeuta. Mi mayor deseo es que nuestro país avance y específicamente deseo que está mejoría se vea reflejada en el apoyo a las personas en situaciones precarias. Soy una ferviente creyente de que para que esto suceda la educación es INDISPENSABLE. Amo la lectura y creo que si logramos acercar ésta a las manos de todo nuestro país se siembra una semilla de esperanza.

Mi pasión; acompañar a las personas en momentos de vulnerabilidad.

Mi trabajo está enfocado principalmente en el acompañamiento a mujeres y más específicamente a madres solteras o madres en situaciones vulnerables. Confió que una madre en necesidad de escucha, al recibir está, puede sentirse acompañada y este acompañamiento se verá reflejado en sus hijos y esto a su vez se verá reflejado en el crecimiento de una infancia más plena.

Un libro nos lleva a otro mundo, nos transporta a una realidad distinta a la que percibimos. Cada página ilustra la diversidad que nos rodea y nos sumerge en la imaginación y la fantasía de toda realidad probable.

Es en estos pequeños espacios de lectura, en comunidad, donde compartimos, reímos, lloramos, imaginamos y volamos a distintos lugares, en distintos tiempos, en compañía de algún autor o incluso de alguien del grupo donde podemos confirmar lo hermoso de tener un libro, un escrito, incluso un párrafo junto al cual podemos crecer en compañía.

Tener la oportunidad de compartir con las mujeres y hombres de Galilea 2000, A.C. sus aprendizajes y su sentir en relación con la lectura ha sido una experiencia invaluable. Gracias IMMI por permitirnos crecer con todas las personas de GALILEA y por confiar en nuestra gran pasión como una herramienta más de acompañamiento y apoyo; LA LECTURA.

Está increíble comunidad lectora no existiría sin el impulso e iniciativa de Laura Avalos. A quién agradezco muchísimo haberme tomado en cuenta.