San Camilo decía que los enfermos son el corazón y la pupila de Dios y esta es la frase que motiva a Edgar Emiliano Chávez a servir a los demás todos los días. Es religioso Misionero del Sagrado Corazón, estudia el cuarto y ultimo año de Teología. Desde el 2007 trabaja en Galilea 2000, A.C. de 3 a 10 pm coordinando a cerca de 500 jóvenes estudiantes que hacen su servicio social en el albergue y además también organiza las actividades de las personas que se acercan a ofrecer su apoyo humanitario a los enfermos.

Domina todas las áreas del albergue: almacén y cobijas, recepción, cocina, actividades recreativas y acompañamiento espiritual. Cada semana atiende personalmente a 200 personas entre enfermos y sus familiares.

Edgar siempre le dice a los jóvenes: ”Lo que tu hagas debe transformarte a ti y a cada uno de los enfermos que atiendes”.