Me encontré con unas reflexiones que me envió por escrito hace muchos meses Maru Casillas, fundadora de Galilea 2000, A.C. y quisiera compartírselas:

”El dolor sin analgésicos es degradante e indigno y a veces pareciera que los pobres no tienen derecho a padecer sus enfermedades sin dolor. Porque los analgésicos cuestan y no hay forma de adquirirlos. Se hacen curaciones sin anestesia; la convalecencia de cirugías o la etapa terminal se vive con analgésicos que no alivian el dolor y las quemaduras de la radiación permanecen sin tratamiento hasta que la piel se revienta”.
”No podemos vivir indiferentes frente a esta realidad de nuestro México pobre y enfermo”.

La epidemia del cáncer es la segunda causa de muerte en nuestro país y aunque no respeta edad, sexo ni condición social o económica; es entre las clases mas desprotegidas donde hay mas incidencia.

Esta realidad tan fuerte es la que da origen a Proyecto IMMI…esta es la razón de ser de immi desodorante. Poder aportar el 100% de sus ganancias en apoyos concretos a enfermos con cáncer del Hospital Civil de Guadalajara y que son albergados en Galilea 2000 A.C . Al paso de los meses se han podido extender un poquito los brazos para apoyar otras fundaciones como AMYCC en Yucatán. Gracias por ayudarnos a ayudar.